sábado, 15 de marzo de 2014

Mario Chanes es el prisionero político que ha permanecido mayor tiempo en cautiverio, del mundo.







MARIO CHANES DE ARMAS.
(25 de octubre de 1927, La Habana, Cuba – 24 de Febrero del 2007, Miami, Hialeah, EE. UU.).

EL RECUERDO QUE HONRA.
Por Armando Araya García.

Hace sólo unos días, con la fecha de conmmemoración del Grito de Independencia cubano, el 24 de febrero, coincidió el séptimo aniversario de la muerte de Mario Chanes de Armas, vinculado a nuestra historia, en etapa más cercana, a la lucha por la libertad, como el levantamiento de 1995, a ese ideal de justicia que engrandece a los pueblos, esencial del hombre para la expresión en plenitud de su condición humana.

Mario Chanes de Armas, nació el 25 de octubre de 1927, en La Habana de la tercera década de la República, donde el sentimiento de cubanidad se afirma en el quehacer de reciente nación fundada que avanza sus primeras formas de acordar indiosincrasia y sentir ciudadano, a la convergencia social que resume solución a la expresión de un pueblo en libertad, donde cada individuo concurre con su individualidad.

El apego de Chanes a los sentimientos libertarios, primaba en la juventud de aquella Cuba en apogeo de estreno de independencia, con el ejemplo de mambises tan cercanos que podían cruzarse en las calles, héroes palpables aún, para su generación y madres que en sus vestidos mostraban luto por la muerte del hijo mártir de esa independencia conquistada. La que resultó del esfuerzo del Partido Revolucionario Cubano (PRC), la organización política creada por el insigne intelectual cubano José Martí el 10 de abril de 1892, cuando los padres de muchos de esos muchachos eran adolescentes contemporáneos de tales gestas.

Aquellas generaciones fueron niños y luego jóvenes que crecieron en un ambiente social de orgullo de la cubanidad. Con vivencias palpables de un pasado reciente en su cotidiano entorno, herencia de sus mayores, donde la abnegación por obtener el derecho a la libertad les inspiraba orgullo. Con ejemplos de renuncia a la riqueza y del propio beneficio en favor de esa causa como el de Francisco Vicente Aguilera, quien con reconocimiento de ser el hombre de mayor riqueza en el Oriente de la Isla, murió en la miseria en exilio, entregados todos sus bienes en gestiones de la lucha por Cuba; Manana, la esposa del Generalísimo Máximo Gómez, que rechazó molesta una ayuda económica de la organización independentista, encontrándose en situación sumamente penible con sus hijos, en el éxilio, Manana arguyó era dinero necesario a la adquisición de armamentos y balas para combatir, señalando incorecto utilizarlo en asuntos personales y tantas otras muestras de sacrificio sin vacilaciones dadas por hombres y mujeres en aquella contienda.

Mario Chanes fue de esos hombres y como él afirmara en una entrevista concedida al Nuevo Herald, en Miami, en el año 2003, su decisión de combatir contra la toma del poder por Batista fue "porque violó la Constitución de 1940". Entonces dijo que un amigo, "el fotógrafo Fernando Chenard Piña, conocía a un señor que se llamaba Fidel Castro Ruz y comenzamos a reunirnos en una casa de Prado 109, en La Habana". Chanes participa el 26 de julio de 1953 en los hechos del Cuartel Moncada, fue encarcelado y luego de la liberación por la amnistía, desembarca en la expedición del yate Granma. Fracasado el plan previsto de invasión, al ser sorprendidos por las fuerzas del ejército, logra escapar a La Habana, donde participa en la lucha clandestina. El primero de enero de 1959 está en la cárcel y es liberado. Comienza a colaborar con lo que piensa es la reconstrucción democrática del país. Por sus sus relaciones con la alta jerarquía en el gobierno tiene información directa de lo que sucede, se percata del engaño, se da cuenta del nefasto error que ha sido el apoyo a Castro y de la manipulación que se trama para impedir la reinstauración de la democracia, se aleja de los hermanos Castro y de los demás dirigentes que acunan la dictadura castrista y se aísla en su casa, se negó a participar o a apoyar las maquinaciones de los usurpadores en el poder.

Desde que apreció los primeros abusos de poder y vio los planes para instaurar un régimen totalitario de corte comunista, hombre de convicciones democráticas honestas, Chanes, expresa su desacuerdo abiertamente, es encarcelado en 1960 por "Conspiración de Palabra" e intento de asesinato contra Fidel, cargo este último que siempre negó y por el que se le declaro culpable sin presentación de prueba alguna en su contra. Fue condenado a 30 años de prisión, durante los cuales estuvo en casi todas la cárceles cubanas, fue integrante del histórico presidio de "Los Plantados", que no aceptaron los chantajes de la dictadura, que se negaron a vestir uniforme de preso común y rechazaron las imposiciones de "reeducación", defendiendo sus principios. En el libro "Rehenes de Castro", su autor, Ernesto Díaz Rodríguez, compañero de Chanes en la cárcel, narra numerosas anécdotas de ese difícil período.

Treinta años estuvo en prisión Mario Chanes de Armas por mostrar su descuerdo contra la dictadura castrista, sin haber cometido acto violento alguno, ni haber pertenecido a una organización opositora.

Mario Chanes es el prisionero político que ha permanecido mayor tiempo en cautiverio, del mundo, lo que fue ocultado por el mentir de conveniencia izquierdista con la propaganda indicando como tal a Nelson Mandela, fallecido en fecha reciente.

Precisamente, en ocasión de la muerte de Mandela, quien siempre apoyó a la dictadura que hace más de medio siglo oprime al pueblo cubano, abundaron expresiones de reconocimiento, incluso de personas que disienten del castrismo o se oponen a este criminal régimen. Pero han sido escazas las notas de recordación a la fecha del fallecimiento de Mario Chanes de Armas.

El realce de la memoria de los hombres que han enfrentado a los enemigos de la libertad de Cuba, el homenaje merecido a ellos, es reivindicación de la verdad histórica que contribuye al debilitamiento de la dictadura y a la libertad de nuestro pueblo, al mismo tiempo que actuar justo y consecuente.

Un pueblo que desconoce sus raíces y su historia, deja de serlo, deviene conglomerado de individuos sin vínculo común, presa fácil de tiranos.

Mario Chanes de Armas, los cubanos amantes de la libertad no te olvidan.

Gloria a nuestros mártires.

"Honrar, honra".
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario