domingo, 8 de diciembre de 2013

EL HOMBRE NEGRO QUE MAS AÑOS DE PRISION POLITICA CUMPLIERA EN EL MUNDO.

 
 
EUSEBIO PEÑALVER:
EL HOMBRE NEGRO QUE MAS AÑOS DE PRISION POLITICA CUMPLIERA EN EL MUNDO.

Eusebio Peñalver Mazorra, fue el hombre negro que más años ha permanecido en prisión por razones políticas en todo el mundo. Nacido en la entonces camagüeyana Ciudad de Ciego de Avila, Cuba, debió posponer sus estudios en 1952, cuando el general Fulgencio Batista derrocó al gobierno democratico del presidente Carlos Prío Socarrás por medio de un golpe militar....

Poco tiempo después, Peñalver tomó las armas en la Sierra del Escambray, para respaldar el proceso revolucionario que finalmente obligaría a Batista a huir de Cuba. Fue uno de los guerrilleros del "Che" Guevara en los últimos días de la guerra. Pero muy pronto se percató de que Fidel Castro "se había burlado del pueblo cubano".

En 1960, volvió a tomar las armas, esta vez para combatir a Castro, también en el Escambray. En octubre de ese año fue hecho prisionero y condenado a 30 años de cárcel. Algunos creen que su condición de hombre de la raza negra evitó su fusilamiento, ya que el nuevo régimen decía demagogicamente, que trataba de reivindicar los derechos de los negros cubanos. Muchos de su compañeros fueron ejectuados en paredones de fusilamiento.

El 30 de octubre de 1988 fue puesto en libertad y trasladado desde la prisión hasta un aeropuerto, para viajar directamente a Miami, Estados Unidos. Las experiencias que vivió durante sus 28 años de cautiverio parecen sacadas de un libro de horror. Durante su años de cárcel fue un "preso plantado", que no aceptaba planes de rehabilitación política, ni admitía que se le vistiera con el uniforme de prisionero común. Fue parte del llamado "Presidio Político Histórico", por el cual pasaron decenas de miles de cubanos. Se calcula que a mediados de la década de los 60 había en Cuba no menos de 60 mil prisioneros políticos, de los cuales unos 20 mil, según Amnistía Internacional, fueron excarcelados en los 70s.

De una familia honorable, Peñalver, estaba considerado por sus méritos como el Antonio Maceo, de esa lucha que hoy lleva mas de medio siglo. Callado, con un corazón que no le cabía en su pecho, se levantó contra todas las injusticias, arriesgando su vida, y posteriormente sufriendo una prisión de casi 30 años, porque la dictadura castro-comunista sabía que mientras estuviera libre, no iba a dejar de luchar como siempre lo hizo. Primero con las armas en la mano, en las montañas del Escambray, y después desde el destierro, sin pedir nada a cambio, manteniendo ese concepto que solamente se ve en los grandes hombres.