lunes, 13 de junio de 2011

Tortura.

El Himno de la Internacional comunista se lo hicieron escuchar a todo volumen por horas, a mi mama, como tortura, amarrada en una silla,  Sucedio en los interrogatorios del G2.
Al salir de la carcel, algunas veces aparecia en la tv como propaganda el Himno, ella la apagaba enseguida.  Una vez recuerdo que se puso la mano en la cara y dijo, no puedo, no puedo escucharlo, no puedo. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario