sábado, 7 de mayo de 2011


Quiero dejarles un poema que hace tiempo escribi, esta inspirado en los hijos que han dejado su madre en Cuba, y luego, al regresar, solo han podido besar un frio marmol.

Noventa millas con una flor.
(un cubano ante la tumba de su madre)

Asoma una mustia sonrisa
y una lagrima cae,
sobre el frio marmol que hoy,
es el techo que te cubre.

Aqui estoy junto a ti Madre mia,
hablandole al silencio
con las mejillas
agonizantes sin tu beso.

Engeorgette Alvarez


No hay comentarios:

Publicar un comentario